Historietas desde Latinoamérica #62 – Cuando salí de La Habana

 
portada_Arbelo_Cuando-salí-de-la-Habana

Edición original: Cuando salí de La Habana (Loco Rabia, Ex Abrupto, Grupo Belerofonte).
Guión: Frank Arbelo, adaptaciones literarias de Enrique Ánderson Imbert, J. J. Arréola, Augusto Monterroso y Max Aub (entre otros) y colaboración de Omar Giménez y Diana Pazos.
Dibujo: Frank Arbelo.
Entintado: Frank Arbelo.
Formato: Rústica, 144 páginas.

 

Pocos libros más latinoamericanos han pasado por esta sección como el que tenemos entre manos hoy. Cuando salí de La Habana es un recopilatorio de historietas de Frank Arbelo, un autor nacido en Cuba que vive en Bolivia desde hace casi veinte años; su edición corre por cuenta de tres sellos de los cuales don son argentinos (Loco Rabia y Ex Abrupto) y uno uruguayo (Grupo Belerofonte); y además, varias de las historietas son adaptaciones de cuentos de diferentes escritores originarios de distintos países de la región como ser Guatemala, México o Brasil (y también de Europa).

Bastante demoramos en incorporar, entonces, a Cuando salí de La Habana en estas Historietas desde Latinoamérica. Pero no solo por abarcar varios países de esta parte del mundo de una forma u otra, sino también por la calidad, el atractivo y el interés que tiene el trabajo de Frank Arbelo, un hecho que trasciende a esta sección y a la región para extenderse a todos los lectores de cómics.

El libro data de mediados de 2012 y reúne en sus casi 150 páginas una veintena de historietas publicadas en diferentes medios (revista Fierro, revista Crash!! y el blog Historietas Reales, entre ellos) durante varios años previos al momento de esta edición. Para darle un orden y cierta coherencia al libro recopilatorio, todo este material está dividido en siete secciones: historietas cortas, en colaboración con Omar Giménes y Diana Pazos, adaptaciones de cuentos de Enrique Ánderson Imbert, adaptaciones de Juan José Arreola, variaciones sobre El Dinosaurio de Augusto Monterroso, adaptaciones de Crímenes Ejemplares de Max Aub y otras adaptaciones.

Algunos de los rasgos distintivos y comunes a todo el trabajo de Arbelo recopilado en Cuando salí de La Habana son la brevedad de todas las historietas (pocas abarcan más de cinco páginas), la capacidad de dibujar en muy variados estilos, y el dar su toque autoral cuando se trata de adaptar el trabajo de otros.

Arbelo_Cuando-salí-de-la-Habana_interior_03 Arbelo_Cuando-salí-de-la-Habana_interior_04

En este último aspecto cabe destacar lo que hace con el microrrelato El Dinosaurio, considerado uno de los más cortos del idioma español; este dice: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. Arbelo toma esa frase y ofrece siete versiones completamente diferentes, jugando con los sentidos de la palabra pero con la misma estética de dos recuadros grandes por cada uno. Eso mismo puede apreciarse en las adaptaciones de los Crímenes Ejemplares elaborando personajes y sus pequeños mundos a partir de los breves relatos de Max Aub. Y ocurre de igual manera con El Cosmonauta de Nicolás Guillén, llevando a la historieta de manera creativa y divertida ese poema.

En cuanto a los estilos, esta muestra de la obra historietística de Arbelo parece indicarnos que él puede dibujar lo que quiera y cómo quiera; se ven trazos muy diferentes, varias formas de relleno y hasta distintos materiales con los que trabaja.

Arbelo_Cuando-salí-de-la-Habana_interior_01 Arbelo_Cuando-salí-de-la-Habana_interior_02

Y en lo que respecta a la brevedad, el autor demuestra en ella su capacidad narrativa al enganchar al lector en reiteradas ocasiones con mundos y personajes que nada tienen que ver entre sí, y en otras tantas oportunidades sorprende por sus recursos para resolverlas ingeniándoselas para sorprender, impactar, conmover. Aunque lo advierta el prólogo de Alejandro Farías diciendo que “Arbelo construye sus relatos en función del final porque es allí donde reside toda su potencia”, sus desenlaces no pierden efectividad. La corta extensión de las historietas puede ser un punto en contra del libro porque ello propicia a una lectura rápida, pero no le resta demasiado por el hecho mismo de que su impacto dejará un efecto duradero en el lector al igual que por su formato este libro será apropiado para retomar y (re)leer en cualquier página que se abra.

Un punto que sí puede ser señalado como negativo es que el libro se haya impreso íntegramente en blanco y negro cuando algunas de las historietas fueron realizadas originalmente a color. Si bien se pierde algo en el paso de estas a grises, es igualmente comprensible que se haya optado por esto tanto por los costos de impresión como por mantener una estética a lo largo de las páginas.

Y, por supuesto, ello no impide el disfrute de la lectura y la apreciación de las historietas de Frank Arbelo.

Enlaces de interés

  Entrevista a Frank Arbelo en La Razón

  Entrevista a Frank Arbelo en Cuadritos

  Frank Arbelo en Historietas Reales

Vía Zona Negativa http://www.zonanegativa.com/historietas-desde-latinoamerica-62-cuando-sali-de-la-habana/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s