LCDE entrevista a Enrique Corominas, ilustrador de ‘Juego de Tronos’

Enrique Corominas y Alejo Cuervo

Durante la inauguración de la exposición ‘El universo de Canción de hielo y fuego‘ tuvimos el placer de charlar un rato con Enrique Corominas. El artista presentaba una colección de originales de sus portadas para las novelas de George R.R. Martin, que en nuestro país publica Editorial Gigamesh. Nos acompañó Alejo Cuervo, propietario de la librería Gigamesh de Barcelona y conocido por muchos como el Papa Alejo I del universo Fanhunter creado por Cels Piñol. Aunque Alejo también tuvo su entrevista, que podréis leer próximamente, no perdió oportunidad de participar en la que le hicimos a Corominas.

LCDE: Tus influencias son artistas especializados en terror (como Bernie Wrightson o Richard Corben) y tu carrera comenzó también en ese género. ¿Cómo deriva eso hasta ilustrar una de las sagas de fantasía más famosas del mundo?

Enrique Corominas: (Risas) Es muy complicado realmente. Yo vengo principalmente del mundo del cómic. Entonces comencé publicando en revista tipo Creepy, Zona 84… de la época, finales de los años 80 y principios de los 90. Yo soy de Valladolid y trabajaba desde allí para editoriales catalanas, y llegó un momento en que decidí trasladarme a trabajar en Barcelona. Cuando llegué fue justo cuando esas revistas empezaron a caer, y me encontré con el mercado editorial y la posibilidad de hacer portadas. La ilustración es algo que siempre me había gustado mucho, así que empecé a hacerlo. A través de una agencia y de un estudio de diseño estuve trabajando con Planeta, RBA… con casi todas las editoriales…

Alejo Cuervo: A través de esa agencia hizo dos ilustraciones para libros que saqué yo en Martínez Roca. Creo que fueron la edición para Círculo de Lectores de ‘El cazador de jaguares’ y ‘El hombre que pintó al dragón Griaule’ de Lucius Shepard, y yo descubrí mucho tiempo después que Enrique había hecho esas ilustraciones (risas),

Enrique Corominas: Sí, sí. Esos dos fueron mis primeros trabajos en ilustración de portada de libros. Luego un día encontré en Martínez Roca la portada de ‘En costas extrañas’, que era una ilustración que llevaba en mi carpeta y que a Toutain Editor se le traspapeló y apareció impresa en un libro. Yo le llamé y le dije “Oye, ¿esto qué es?”, y me respondió “Mira, es que es tan poca cosa que se nos ha pasado comentártelo” (risas). Y esos fueron los tres primeros encargos, mis primeras publicaciones.

En costas extrañas - Enrique Corominas

Alejo Cuervo: De hecho, el culpable de esa fui yo. En su día estaba buscando portadas baratas para los libros de Martínez Roca e hice visitas a Norma y a Toutain. Entonces tú llegabas ahí y te daban carpetones con diapositivas o pequeñas reproducciones, e ibas pasando a ver si alguna te encajaba con el libro. Y la de ‘En costas extrañas’ de Enrique me venía como anillo al dedo para aquello. Era tremendo.

Enrique Corominas: Ya bastantes años después, por los 2000 y tal, estaba en Barcelona haciendo portadas y empecé a trabajar para Gigamesh. Alejo me encargó la portada de ‘Kalpa imperial’, que fue la primera, y la segunda o la tercera ya fue la de ‘Juego de Tronos’.

LCDE: ¿Habías leído algo de los libros antes de realizar la primera ilustración para ‘Canción de hielo y fuego’?

Enrique Corominas: Nada. Alejo me hizo un resumen oral de unos cinco minutos e hice una primera portada que es la que comentábamos que… bueno, no estaba mal del todo pero… (Risas) Jon Nieve era un señor mayor, un cuarentón fornido, salía un huargo en una posición extraña y había una espada y tal. Cuando recibí el libro con esa portada impresa en él es cuando lo pude leer y cuando pude ver los errores que había cometido. Era un libro muy especial y merecía la pena hacer portadas diferentes.

portada Juego de Tronos - Enrique Corominas

LCDE: Ahora que ‘Juego de Tronos’ ha adelantado a los libros ¿intentas evitar cualquier influencia de la serie de televisión a la hora de hacer las nuevas ilustraciones?

Enrique Corominas: A ver. Por un lado, igual que sucede con las ilustraciones de Alan Lee para ‘El Señor de los Anillos’, que de alguna manera es el artista que captó el universo gráfico para el universo literario de Tolkien, la serie realmente creo que es la nueva ilustración. O sea, son los que están ilustrando los libros de verdad a nivel mundial, de alguna manera. En mi trabajo yo me dejo influir sobre todo en la paleta de color. A partir de haber tomado la decisión de hacer las portadas a óleo, de intentar transmitir más volumen, de transmitir el realismo que tiene la saga, que es mucho mayor con respecto a otras… Digamos que el resto de sagas de fantasía casi son juveniles al lado de ‘Canción de hielo y fuego’… Pues sí que me dejo influir por la paleta de color que utilizan en la serie, pero por nada más.

Me parece que la serie tiene un estilo fantástico muy marcado pero no termina de plasmar bien lo que Martin quiere expresar en los libros. De alguna manera es una novela histórica con toques de fantasía, mientras que la serie es más fantástica, es casi al revés. Y a mí eso es una cosa que me molesta mucho de la serie. Me gusta mucho la serie, soy muy fan, pero eso es un poco la diferencia que veo.

LCDE: Has comentado que empezaste a hacer las portadas en óleo. A la hora de empezar un trabajo ¿prefieres hacerlo en digital o depende del encargo que te hagan?

Enrique Corominas: Claro. Yo empecé a trabajar con mis lápices, mis plumillas y eso. Ahora mismo, la gente que está empezando lo hace con el ordenador y con programas que les permiten evitarse el paso analógico de alguna manera, que me parece genial. Lo que pasa es que yo relaciono el trabajo digital con el trabajo más comercial. O sea, para colorear, para hacer trabajos que son más o menos alimenticios sí que tiro mucho del ordenador, o para jugar y probar cosas me gusta mucho. Pero, por ejemplo, con las técnicas tradicionales me puedo implicar más en lo que estoy haciendo. Trabajo más desde dentro de la historia, quizás, utilizando las técnicas que he utilizado en mi infancia. Es como, no sé, conectar de una manera más natural, más artesanal.

LCDE: Antes ya nos has hablado de por qué rehiciste la primera portada para ‘Juego de Tronos’, pero ¿por qué volviste a hacer todas las demás?

Enrique Corominas: Bueno, yo creo que ya había salido el segundo libro cuando volví a hacer la portada del primero y es un intento de irlas mejorando. En Gigamesh, con cada edición de ‘Juego de Tronos’, que ya debe ir por la número veintitantos, corrigen los libros de nuevo, intentan mejorar cualquier fallo… Eso es un ejemplo que realmente te llega y, bueno, si tengo la oportunidad de mejorar la portada pues estupendo. Lo he podido hacer con las tres primeras portadas, que creo que están hechas tres veces, y luego ya por ejemplo ‘Danza de dragones’ me parece que es la única que no he repetido y fue directamente la que salió. Y además fue la única portada cuya imagen pidió Martin personalmente.

Danza de dragones - Enrique Corominas

Es la defensa del spoiler (risas) pero es que él tiene esa mentalidad. Fue cuando estuvo aquí en España, en una cena en la que le agasajaron a base de centollos y tal. Y cuando el hombre estaba bien relajado me dio por preguntarle “Bueno ¿para el próximo libro qué escena quieres?” y nos lo describió con todo detalle, y dices “Pues ya está”. Además es una escena… Khalessi, una heroina y el dragón… es muy potente. Es una imagen que se ha visto en la portada de ‘Heavy Metal’, desde los años 60, la imagen de una mujer montada a lomos de un dragón se ha hecho mil veces y sigue funcionando. Es muy curioso porque realmente yo creo que es la portada que más ha gustado y es una imagen que, ostras, tenemos todos muy grabada.

LCDE: ¿Más o menos cuánto tiempo tardas en hacer una portada?

Enrique Corominas: Uf, a ver. Entre tres semanas y un mes, una cosa así. Tengo la suerte de que he podido rehacerlas e ir trabajando un poco a mi ritmo. Mientras hago estas portadas, a veces hago también cómic u otro tipo de ilustración. Y bueno, es la manera de hacerlo, porque si no es algo que lleva mucho trabajo, por lo menos el original. Luego una vez que se reduce y lo ves ahí en el libro parece que ha costado menos, pero sí, cuesta trabajo.

LCDE: ¿Cuál es, precisamente, la que más trabajo te ha dado?

Enrique Corominas: ¿La que más trabajo me ha dado? Pues mira, seguramente la de ‘Tormenta de espadas’ porque es en la que hay más personajes, con la batalla de ¿era Aguasnegras? (Risas) Necesito ya que salga el siguiente libro para poder leerme otra vez todas (risas) y meterme otra vez en el tema. Sí, yo creo que esa es la que más trabajo me dio, porque además es un poco la más… con el fuego valyrio, ese verde… fue un intento de hacer algo diferente al resto de portadas. Entonces, bueno, fue la que más me estuve pensando y la que más trabajo me dio.

Tormenta de espadas - Enrique Corominas

LCDE: ¿Y cuál es la que más contento te ha dejado al ver el resultado final?

Enrique Corominas: Hombre, pues precisamente la portada de ‘Danza de dragones’, la única que no he repetido. Es la última y realmente es a la que tengo más cariño junto con la portada de ‘El mundo de hielo y fuego’, la del trono. Es una portada con un objeto inanimado ahí en ella, y era muy difícil que aquello tuviera un poquito de vida, porque además, claro, la idea es que es un trono abandonado en la nieve, después de una hecatombe brutal, intentando ver el final de la serie o una imagen que pudiera ser, que pudiera pertenecer a un supuesto final. Bueno, me lo pasé muy bien haciéndola.

Enrique Corominas - El mundo de hielo y fuegoLCDE: ¿Quién crees que acabará sentándose en el Trono de hierro al final de la saga? Seguro que esta pregunta no te la han hecho nunca.

Enrique Corominas: (Risas) Yo no apuesto por nadie. Yo apuesto por la escena apocalíptica del trono vacío. O sea, viendo un poco las ideas políticas de Martin y por dónde lleva él la trama, a diferencia de la serie de televisión donde supongo que ahí sí que terminará con alguien sentado en el Trono de hierro, en las novelas no creo que eso pase. Martin no es tan bueno como para dejar que alguien se siente en el Trono de hierro.

LCDE: Nuestra última pregunta en todas las entrevistas es siempre la misma, ¿Batman o Superman?, aunque quizá hoy deberíamos dar a escoger entre Stark, Lannister o Targaryen.

Enrique Corominas: (Risas) A ver, dentro del cómic y eso, la gente que más va a responder que prefiere Batman es la gente que no es muy friki de cómic, que no está muy metida en el mundo de Marvel o DC. Normalmente Batman es el superhéroe que admite más la gente a la que no le gustan los superhéroes, y yo estoy ahí (Risas). Y luego ya lo otro, pues para mí los Targaryen. Creo que además, si hacen algún spin-off se va a centrar en ellos, que son unos personajes que para mí son más cañeros.

Desde La Casa de EL queremos agradecer a Enrique Corominas el haber tenido un rato para nosotros, a pesar de lo ajetreada de la tarde en la inauguración de la exposición dedicada a su obra para ‘Canción de hielo y fuego’ en Alicante. Ha sido verdadero placer poder charlar con él.

Lee la entrada completa en: LCDE entrevista a Enrique Corominas, ilustrador de ‘Juego de Tronos’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s