[Reseñas] Batgirl: Año Uno

Portada de Batgirl: Año Uno

Edición original: Batgirl: Year One núms. 1-9, Batgirl/Robin Year One (extras)
Fecha de salida: Marzo de 2017
Guión: Chuck Dixon, Scott Beatty
Dibujo: Marcos Martín
Formato:  Cartoné, 232 págs. A color.
Precio: 23,00 €

La publicación de “Batman: Año Uno” por parte de Frank Miller y David Mazzucchelli a finales de los años 80 supuso un cambio en la forma en la que los autores veían a Batman y además fue tal su éxito que a día de hoy se la menciona al hablar de las obras más representativas del personaje o uno de los mejores cómics que se han escrito.

Con tal precedente, es normal que DC se mostrara reticente a seguir explotando la marca Año Uno para así revisitar los orígenes de personajes relacionados con el murciélago, pero Chuck Dixon y Scott Beatty convencieron a la editorial y fruto de ello es este “Batgirl: Año Uno” que ECC nos trajó el pasado mes de marzo. Pese a no ser un gran fan del concepto de la batfamilia, choca frontalmente con mi visión de Batman, no se puede negar la importancia que han tenido personajes como Robin, Batgirl o Nightwing en la historia editorial del caballero oscuro, y para muestra de ello tenemos aquí este cómic dibujado por Marcos Martín y entintado por Álvaro López.

Publicado en 2003 a través de nueve números, nos cuenta la historia de porqué Barbara Gordon, hija del teniente-futuro-comisario Gordon, decide adoptar el símbolo del murciélago de Batman y emprender una lucha contra el crimen que la llevó a vivir auténticas penurias a manos de villanos como el Joker. Pero eso es el futuro, en el presente que nos proponen a Dixon y Beatty tenemos una Barbara rebelde e impulsiva que no acepta un no por respuesta, un genial personaje principal que va evolucionando a través del relato hasta adquirir una madurez que solo una primera experiencia cercana a la muerte puede otorgar.

La narración no es totalmente lineal sino que se van dando saltos temporales al futuro más inmediato, sobretodo al principio de cada capítulo para avanzarnos lo que está por venir. Un recurso que permite mantener la atención y obliga al lector a atar cabos, ya que las únicas pistas que se dan sobre la situación temporal (y espacial) está en el mismo dibujo, una narración inteligente que le añade puntos al conjunto.

Es de destacar el uso que se hace de Batman y Robin, que nunca acaparan el foco de atención y siempre se mantienen en un segundo plano, observando entre las sombras o intentando guiar a Barbara en su primera aventura en solitario, saben perfectamente qué función debe cumplir el dúo dinámico y no caen en la tentación de convertir a Batman en el personaje principal. Mención especial al magnífico tratamiento que se hace del trauma de Batman y de los motivos que hacen que decida salir cada noche a patrullar las calles de Gotham o a como integran estos acontecimientos con las aventuras personales del caballero oscuro, que hacen que esto de verdad se sienta un universo compartido sin que por ello la historia se resienta. De hecho es más bien al contrario, el tener que usar a Robin y poder explorar su relación con Barbara hace que la evolución de Barbara salga reforzada.

Imagen de Batgirl: Year One #3, por Scott Beatty, Chuck Dixon y Marcos MartínLa trama en sí es bastante típica pero lo compensa por un magnífico uso de los personajes. Los villanos, Polilla Asesina y Libélula tienen cada uno su propia actitud lo que les convierte en un dúo muy carismático y divertido, con un contraste de personalidades que queda genial. También hay una gran cantidad de guiños al futuro de Batgirl como oráculo o a su destino con el Joker, son pequeños detalles que no hacen más que enriquecer el conjunto y conectar bien la historia con lo que cronológicamente viene después.

En el apartado artístico tenemos al español Marcos Martín, con un estilo que recibe influencias del trabajo de Darwyn Cooke debido al toque caricaturesco pero dinámico de sus personajes. Tiene la peculiaridad de usar fondos en momentos concretos cuando la historia lo requiere, por cosas como esta nos entrega un trabajo muy sólido que además se ve potenciado por el color de Javier Rodriguez y Heroic Age. Su entintado añade mucha personalidad a las viñetas sin fondo y además acentúa la amenaza de Libélula a través de colores muy vivos, en general el cómic es una explosión de color, usando prácticamente toda la paleta de colores disponibles.

La edición de ECC es buena. Una encuadernación en cartoné que contiene bocetos y diseño de varias páginas interiores, todo acompañado por un interesante artículo firmado por Felip Tobar que nos da el contexto necesario de la concepción de esta obra. Por desgracia, hay varias viñetas cuyos globos de diálogo no van dirigidos hacia el personaje adecuado, no tiene que ser culpa de la editorial española pero es un fallo que está allí.

En general, “Batgirl: Año Uno” es un gran relato introductorio para Barbara Gordon, con una magnífica caracterización de personajes, una narración inteligente y un apartado artístico excelente. Ideal para los fans de la mitología del murciélago o del cómic en general, ya que al ser sus primeros pasos no necesita de bagaje previo para entender lo que ocurre.

Puedes adquirir “Batgirl: Año Uno” aquí.

Escrito por Adrià Medeiros en Blog de Superhéroes. Si no estás leyendo esto en Blog de Superhéroes, el artículo original lo encontrarás aquí …http://blogdesuperheroes.es/resenas-batgirl-ano-uno.

La entrada [Reseñas] Batgirl: Año Uno apareció primero en BdS – Blog de Superhéroes.

Vía BdS – Blog de Superhéroes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s