Reseña de ‘Scalped’ libro 4



En contra de lo que parece ser la corriente de pensamiento general, creo que estamos en uno de los mejores momentos en la historia del noveno arte. Ya sé que en los años ochenta se hicieron cosas como ‘Watchmen’, ‘El regreso del Caballero Oscuro’ y muchos más, y sé que puede que nunca volvamos a ver algo como aquello, pero el número de obras que se ponen cada mes a la venta en nuestro país a las que le pondría la etiqueta de “compra obligatoria” es alarmantemente alto. Un buen ejemplo de ello es la serie ‘Scalped’, cuyo cuarto volumen ha llegado hace poco a las tiendas de la mano de ECC Ediciones en una edición de lujo.

Scalped
Portada del número #35 de ‘Scalped’, por Jock

Quizás uno de los mayores triunfos del señor Jason Aaron con ‘Scalped’ haya sido conseguir que la calidad de cada número sea un concepto que está muy por encima de la historia. Que nadie me entienda mal, la trama policíaca de Dashiell Caballo Terco, el tormentoso pasado de sus padres, los tejemanejes de Lincoln Cuervo Rojo y todo lo demás son historias realmente bien contadas que mantienen al lector enganchado a medida que se desarrollan. Pero lo que ha logrado Aaron es equiparar ‘Scalped’ a otras grandes series del sello Vertigo (sí, estoy pensando en ‘Sandman’) en cuanto a que un número de la colección en el que la historia que se cuenta esté totalmente alejada de las líneas argumentales troncales pueda resultar incluso más interesante que aquellos números clave en los que la trama alcanza un momento crucial.

Scalped
La triste historia de los últimos días de Hazel y Mance Boaz

El auténtico protagonista de la serie es el buen hacer de Aaron a la hora de ejercer de narrador, y el primer número contenido en este cuarto volumen es buena prueba de ello. Se trata de la triste historia de los últimos días de Hazel Boaz y su esposa Mance Boaz, un matrimonio de ancianos que viven con lo que son capaces de producir en la soledad de una casa alejada de todo rastro de civilización cuyo amor ha sido capaz de derrotar al tiempo. Las tribulaciones que sufre esta pareja y la forma en la que se enfrentan a su aciago destino no tienen ninguna repercusión explícita en la trama general de la serie, pero sí pretende mostrar al lector cómo puede ser la relación entre dos personas que de verdad se quieren, en contraposición a otras situaciones parecidas que nos encontramos en la obra. Una buena forma de comenzar con un tomo en el que pronto nos olvidaremos de la calma y la serenidad que se transmite en este inicio, que se distingue por contar con los lápices de Danijel Žeželj, quien realiza un trabajo correcto sin demasiadas florituras.

Scalped
Davide Furnò nos ofrece un beso de película

Pero antes de volver al meollo de la serie, haremos una parada en la historia de Shunka, el guardaespaldas y hombre de confianza de Lincoln Cuervo Rojo, un personaje que lleva con nosotros desde el principio pero al que siempre hemos visto en segundo plano. Ahora es su momento para ponerse delante de los focos, y su actuación no decepciona, a pesar de que incluso aquí Shunka no llegue a ser el protagonista absoluto de su propia historia. Una vez más, los hechos narrados durante este par de números que tratan su particular aventura tal vez no sean demasiado importantes en el esquema general, puede que solo sirvan para dar profundidad a un personaje secundario y darle al lector una nueva visión sobre las motivaciones de este y su propósito en la vida, pero eso no impide que acaben resultando uno de los episodios más destacables de este volumen. Y todo ello con el dibujo de un Davide Furnò que resulta muy chocante comparado con el estilo general de ‘Scalped’. Furnò es más rotundo, más obvio, más limpio y quizás más convencional que Guéra, pero lo único que se le puede echar en cara es que rompe un poco la tónica general de la serie.

Scalped
El sheriff Wooster Karnow, todo un personaje

Quizás otro episodio a destacar dentro del tomo sea el dedicado al sheriff Wooster Karnow, un personaje que a lo largo de la serie se mueve entre lo patético, lo simpático, lo despreciable y lo heroico al que aquí vemos retratado por un primerizo Jason Latour, con un estilo bastante logrado pero muy alejado de la grandiosidad que consiguió años después de nuevo junto a Jason Aaron en la serie ‘Paletos Cabrones’.

Por lo demás, el embarazo de Carol Cuervo Rojo se llevará gran parte del protagonismo de este volumen. Ella y Dash tendrán que lidiar con una situación que no parece que pueda llegar a tener un final feliz, y todo ello mientras tratan de enderezar sus vidas y dejar atrás todos esos problemas que llevan tiempo arrastrando tanto por separado como en pareja. Mientras tanto, Lincoln Cuervo Rojo deberá hacer frente a un nuevo competidor por el liderazgo de la tribu, el misterio sobre la identidad del asesino de Gina Caballo Terco irá aclarándose poco a poco y el resto de personajes que nos han estado acompañando a lo largo de la serie siguen su camino hacia el final de esta, que llegará en el quinto y último tomo de esta edición de ‘Scalped’.

Scalped
R.M. Guéra en su salsa

En lo que respecta al apartado gráfico, además de los artistas ya comentados tenemos, como siempre, a un enorme R.M. Guéra al mando de la nave en lo que a los números de la trama principal se refiere, que continúa con su peculiar estilo que probablemente espante a los que aún no han pasado el suficiente tiempo contemplando sus páginas y enamore una vez más al resto. El serbio sigue potenciando las emociones de los personajes a través de sus rostros y sus posturas, sin llegar a entrar en el terreno del expresionismo. Por su parte, la colorista Giulia Brusco se encarga de dar uniformidad a la obra en su conjunto con su paleta de colores de tonos cálidos, arenosos y apagados, a pesar de que esta labor a veces es imposible de realizar debido a las diferencias estilísticas entre los dibujantes implicados.

Este cuarto libro de ‘Scalped’ publicado por ECC Ediciones se presenta en formato cartoné de tapa dura. El tomo contiene 352 páginas a color e incluye la edición americana de ‘Scalped deluxe edition book four’, que contiene los números de la colección desde el #35 al #49. Cuenta con una introducción a cargo del guionista Garth Ennis escrita en octubre de 2007 así como con las portadas de cada uno de los números individuales incluidos y las biografías de los autores. El precio de venta recomendado es de 32,5 € y se puso a la venta en febrero de 2017.



Jason Aaron

Nacido en Jasper, Alabama, en 1973, Aaron es un escritor de cómics conocido sobre todo por su trabajo en series como ‘The Mighty Thor’, ‘Scalped’, ‘The Other Side’, ‘Star Wars’, ‘Ghost Rider’, ‘Doctor Strange’, ‘Wolverine’, ‘Southern Bastards’, ‘The Goddamned’ y ‘Punisher MAX’. Siempre ha asegurado sentirse fuertemente influenciado por el trabajo de su primo Gustav Hasford, que escribió una novela semi-autobiográfica en 1979 bajo el título ‘The Short-Timers’ en la que se basó la película de Stanley Kubrick ‘La chaqueta metálica’ en 1987.

La carrera de Aaron comenzó en el año 2001, momento en el que fue galardonado con el primer lugar en el concurso de búsqueda de nuevos talentos que organizó Marvel Comics gracias a una historia de ocho páginas de Lobezno que fue publicada en el número #175 de su colección en junio de 2002. Esto le abrió las puertas de la industria y rápidamente fichó por DC Comics para trabajar en su sello Vertigo, aunque posteriormente firmaría un contrato en exclusiva con La Casa de las Ideas. Entre sus muchas nominaciones a los premios Eisner y Harvey, Aaron fue premiado en 2015 al premio Harvey a la mejor serie nueva por ‘Southern bastards’ y en 2016 a los premios Eisner a mejor serie regular por ‘Southern bastards’ y al mejor guionista.

R. M. Guéra

Nacido en 1959 en Belgrado, Rajko Milošević es un dibujante serbio de cómics que actualmente reside en la ciudad española de Barcelona. Debutó en la industria del cómic yugoslavo en 1982 con la serie de western ‘Elmer Jones’ escrita por Dragan Savić, con quien colaboraría posteriormente de nuevo en ‘Texas Riders’ en 1984. Su trabajo más conocido es junto al escritor Jason Aaron en la serie ‘Scalped’ para el sello Vertigo de DC Comics.

Scalped

‘Scalped’ libro 4

Puede que el agente encubierto del FBI Dashiell Caballo Terco no crea en Dios, pero los últimos acontecimientos sugieren que un poder superior está haciendo horas extras para mantenerle con vida. De hecho, tras varias agujas bien colocadas y varias balas bien apuntadas, está mejor posicionado que nunca para derribar al capo de la reserva india de Prairie Rose, el jefe Lincoln Cuervo Rojo.

En este penúltimo tomo de Scalped, el aclamado guionista Jason Aaron (Original Sin, Southern Bastards) y el dibujante R. M. Guéra (Batman eterno, Django desencadenado) suben la temperatura en su épica crónica de crimen, pecado y salvación, con la colaboración de los dibujantes Davide Furnò, Danijel Žeželj y Jason Latour, y portadas de Jock. Recopila los números del 35 al 49 de la serie original.

Guion: Jason Aaron

Dibujo: Danijel Žeželj, Davide Furnò, Jock, Jason Latour, Giulia Brusco y R.M. Guéra

‘Scalped’ libro 4

Lee la entrada completa en: Reseña de ‘Scalped’ libro 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s