The Valiant

 

Edición original: The Valiant 1-4 USA, Valiant Entertainment.
Edición nacional/ España: Medusa Cómics.
Guión: Jeff Lemire y Matt Kindt.
Dibujo: Paolo Rivera.
Entintado: Joe Rivera.
Color: Paolo Rivera.
Formato: Libro en rústica, 128 páginas.
Precio: 12, 95 €.

 

Gilad Anni- Pada es el Guerrero Eterno, un viejo conocido del universo Valiant que goza de su propio intermitente título y que aparece con frecuencia en otros como estrella invitada. Al igual que sus hermanos Aram e Ivar, Gilad es inmortal, y sus andanzas han recorrido la práctica totalidad de la historia que lleva vivida la humanidad a lo largo de los siglos. Él es el defensor elegido por las fuerzas esotéricas de la naturaleza para que proteja al Geomante, un mago que aparece espontáneamente de generación en generación. Gilad lleva milenios cumpliendo esta misión, pero cada cierto tiempo el lado oscuro de lo natural conjura a una bestia terrible que inevitablemente acaba ejecutando al Geomante a pesar de los esfuerzos del Guerrero Eterno. El Enemigo Inmortal, como es conocido éste sádico monstruo, siempre deja a Gilad un recordatorio de su fracaso: de ahí vienen las tres cicatrices que luce en el rostro a pesar de su capacidad de regeneración. Ahora, el Enemigo Inmortal ha vuelto dispuesto a acabar con Kay McHenry, la joven Geomante que Gilad tiene bajo su protección. Pero esta vez no está solo: ahora es miembro de Unity, y tanto sus sobrehumanos compañeros (especialmente Ninjak y Bloodshot) como el resto de la totalidad de héroes de Valiant, mas las agencias MI-6 y G.A.TE., se pondrán de su lado para tratar de impedir el inexorable cometido de la bestia. Y quizás ni tan espectacular combinación de fuerzas sea suficiente para vencer a un enemigo que ataca tanto con titánica ferocidad y fuerza física como a través de los mayores miedos de cada uno.

The Valiant es un evento de estos a los que las majors estadounidenses nos tienen acostumbrados —incluso hastiados, vaya— en los que se cruzan los caminos de la plana mayor de personajes de sus universos ficticios y en los que se nos promete que nada volverá a ser igual. Sin embargo, la editorial independiente dirigida por Warren Simmons viene ofreciendo un enfoque a este tipo de macrohistoiras distinto, el que uno a priori debiera asumir que se produjese en todas por defecto: y es que al contrario que en la mayoría de eventos Marvel y DC, la lectura de la serie principal resulta autocontenida y de disfrute casi pleno por sí sola. No tenemos la impresión entre capítulo y capítulo, página y página o incluso viñeta y viñeta, de que nos estamos perdiendo algo en medio que ha sido publicado en otra serie, en algún tie-in de las cabeceras regulares de la editorial. The Valiant no cae en esta trampa o falta de respeto por el lector, y solo eso ya constituye toda una virtud, visto el panorama.

Pero además tenemos más bondades en esta miniserie de cuatro prestigios que aquí Medusa Cómics ha reunido en un cómodo tomo. Matt Kindt y Jeff Lemire, los coguionistas, se las arreglan para que una historia cuyo argumento básico es más simple que el mecanismo de un chupete tenga giros que mantienen el interés del lector. No solo tenemos un relato de una damisela perseguida por un monstruo y protegida por unos caballeros, todo ello embebido en el espectáculo visual de un moderno blockbuster superheroico, no. También tenemos espacio para momentos más personales en los que tópicos del género superheroico o el de aventuras, como la desesperación ante lo inevitable o la frustración para con el fracaso nos son ofrecidos de manera muy solvente, funcionando para elevar el sentido de la épica de la historia.

El oponente está bien diseñado para darnos grima, y sus diálogos resultan inquietantes: es solo una fuerza de la naturaleza, una excusa para que la historia se produzca y apenas un personaje propiamente dicho, pero cumple soberbiamente con su cometido. Y la idea de por qué Bloodshot es el héroe idóneo para ser la última línea de defensa de Kay resulta bastante ingeniosa. Hablando del cuál, el final de The Valiant resulta un hito fundamental en la historia del personaje, y es el punto de partida para la magnífica serie Bloodshot Reborn, cuyo primer tomo veremos publicado el mes que viene en castellano. Las consecuencias del relato también resultan muy importantes para El Guerrero Eterno, claro, pero eso sí, pare usted de contar. Y es que, puestos a buscar defectos, obviamente el guion de The Valiant no está exento de ellos, y por ejemplo encontramos entre tales uno que se suele dar en la inmensa mayoría de tales eventos: la presencia de la totalidad de los héroes de la editorial es en calidad de carne de cañón. Apenas están aprovechados o caracterizados mas allá de unas splash pages de batalla y alguna escena de cuando el Enemigo inmortal va jugando con los miedos de cada uno. Como ya digo, uno se espera este tipo de cosas de los eventos multitudinarios, claro, pero se ha cantado tanto las virtudes de The Valiant como cruce editorial atípico y respetable, que siendo esto cierto conviene delimitar hasta qué punto lo es para tampoco llamar a engaño a los lectores. También se ha dicho que esta historia es un excelente punto de entrada para nuevos lectores al universo Valiant, y aunque es mucho más accesible para el recién llegado que la mayoría de estos saraos, uno tiene dudas respecto a si esto es del todo cierto, y si cierta familiaridad básica con este cosmos ficticio no es necesaria para disfrutar del relato y no perderse. Además, por ejemplo, una de las claves de la resolución viene en forma de un personaje aparecido en el número cero de Unity, inédito en España, y que probablemente deje rascándose la cabeza a los aficionados en castellano a Valiant. Reitero: todo esto es señalado para dejar claro que no acaba de ser cierto que uno pude leerse esto sin saber nada de los personajes de la editorial y disfrutarlo del todo, pero lo cierto es que se esfuerza en esta tarea (que en realidad a uno se le antoja imposible de llevar a cabo de forma plena) de manera encomiable y bastante satisfactoria.

Respecto al apartado gráfico, en cambio es muy complicado poner alguna pega: Paolo Rivera pone unos lápices y colores (entintados por su padre Joe Rivera) simplemente magistrales: De aspecto clásico, huyendo de artificios sensacionalistas y mostrando todo su acostumbrado buen hacer en el arte de la viñeta. La edición de Medusa Cómics incluye además unos extras (aparte de portadas alternativas de Francesco Francavilla, Kindt y Lemire) en los que se muestran de manera muy interesante e ingeniosa las sucesivas fases del proceso creativo tras las viñetas. Y la inclusión de alguna escena breve dibujada por Lemire como si hubiese sido pintada por un niño plasmando recuerdos en medio de la historia, y del arte de Rivera, queda realmente genial.

Muy recomendable; The Valiant supone, con sus imperfecciones, una modélica lección de cómo realizar un evento intraeditorial que implique a todo su cosmos ficticio aportando calidad, emoción, cambios realmente importantes en su personajes… y todo ello sin que el lector tenga la impresión de que se le está exprimiendo con un mediocre sacacuartos que le obliga a comprarse multitud de tebeos que en realidad no le interesan para enterarse de algo y no tener una lectura fragmentada y a trompicones. Y, como decía antes, visto el percal, resulta no es poco.

Vía Zona Negativa http://www.zonanegativa.com/the-valiant/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s