Wonder Woman: La Guerra de los Dioses

 

Edición original:War of the Gods núms. 1 a 4 USA, Wonder Woman núms. 58 a 62 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: George Perez.
Dibujo: Alan Kupperberg, Brian Stelfreeze, Cynthia Martin, Dick Giordano, Frank McLaughlin, George Pérez, Gordon Purcell, Jill Thompson, Joe Phillips, Pablo Marcos, Phil Jimenez, Rick Bryant, Romeo Tanghal, Russell Braun, Scott Hanna, Vince Giarrano .
Entintado:Cynthia Martin.
Color:Gene d´Angelo.
Formato:Cartoné, 304 págs. A color.
Precio:29,50 euros.

 

Corría el año 1991 en USA cuando se publicó este evento. Un evento al servicio de George Perez, máxime artífice del mismo, que iba a involucrar a una buena parte de las series DC del momento, siendo la más afectada la de Wonder Woman. En DC se había casi instaurado la costumbre, desde que surgiera Crisis en Tierras Infinitas, de realizar un evento anual que implicara a todo el Universo DC. Así que, tras la mencionada Crisis, llegó Legends, luego Millenium, seguida de Invasión, La Guerra de los Dioses, Armageddon 2001, Hora Zero, La Noche Final… y la lista sigue, pero hoy toca detenerse a analizar la saga orquestada por Perez y determinar su valor dentro de la historia del Universo DC.

La Guerra de los Dioses se ha publicado, con esta última, tres veces en nuestro país. La primera fue a manos de Zinco, en una edición muy pobre donde se recopilaban los números centrales del evento. La segunda le correspondió a Planeta dentro de su colección Sagas, recopilando el mismo material ya publicado por Zinco. Y esta última, la de ECC, nos trae no solo el evento central, sino los números correspondientes a la colección de Wonder Woman, lo que la hace más atractiva para todo aquel que quiera acercarse a la obra, aunque por desgracia no hace que el conjunto de la misma mejore.

La Guerra de los Dioses en un evento fallido de principio a fin. Su concepto, su planteamiento, desarrollo y desenlace son un perfecto manual de lo que no se debe hacer en este tipo de historias. La trama resulta pegajosa, turbia, confusa, tramposa, incoherente, carente de un interés mínimo, desarrollando durante interminables páginas una historia que no tiene sentido alguno en ningún momento.

Choque de Panteones.

Circe, la poderosa hechicera, mediante el uso de conjuros ancestrales engaña a los distintos panteones mitológicos para que comiencen una guerra entre ellos, cuyo fin no es otro que generar un caos que permita a Circe dominar la Tierra a su antojo. Los héroes deben hacer frente a la amenaza uniendo sus fuerzas y combatiendo desde varios frentes a fin de impedir lo que parece va a ser la destrucción de la Tierra.

Un argumento simplón, que demuestra más intención que talento, con el que George Perez demuestra no estar a la altura de su propia historia. El desarrollo de la trama es denso, espeso como la brea, de tal forma que uno va pasando páginas con la esperanza de que en algún momento pase algo interesante, no mucho, pero si algo que sea capaz de captar la atención lo suficiente como para salir del tedio en el que nos sumimos desde la segunda página. Perez no demuestra ninguna de sus virtudes como guionista (tal vez Len Wein hacía más de lo que parecía en Wonder Woman) y se lanza de lleno a la acción casi sin mediación alguna que ponga al lector en sintonía con la historia. Este desarraigo inicial se mantiene a lo largo de toda la historia y como no hay épica alguna, ni sentido lógico, al finalizar uno se siente aliviado de acabar con este sufrimiento en forma de viñetas. Diálogos insípidos, nula caracterización, enfrentamientos ridículos, uso indiscriminado de personajes, soluciones Deus ex machina para solventarlo casi todo… no hay nada que cohesione la historia. Las cosas pasan porque así han de pasar, no porque haya una cadena de acontecimientos que muevan todo en la dirección correcta. Un despropósito que de primeras genera una fractura neuronal insalvable en el lector que se siente traicionado en todo momento por lo que está leyendo.

Perez nos muestra un enfrentamiento entre los dioses romanos y los griegos, salpicando a otras deidades del folclore africano y egipcio, todos bajo el control de Circe que observa desde la lejanía los progresos de su plan. Los héroes luchan sin cuartel contra diferentes amenazas, unas veces son aviones de combate, otras son manifestaciones físicas de los poderes divinos de algunos de los dioses, otras eliminan a las creaciones de Circe que pululan, porque si, gracias a la conjunción mágica de varios héroes y heroínas DC relacionadas con el misticismo en el Universo DC. Y así es todo, un ir y venir de un lado a otro, sin sentido alguno, cortando acciones en mitad de página para saltar a otro punto de la historia que luego igual ni continúa.

Perez, no contento con tener en solfa a tan enorme cantidad de personajes, añade al cóctel las legiones de Darkseid, al mismísimo dictador de Apokolips, los Metal Men e incluso se trae, en un acto incomprensible, al mismísimo Paria de Crisis en Tierras Infinitas. Da la sensación de que Perez quiere orquestarse sus propias Crisis (usa incluso el recurso de los cielos rojos) en plan amo y señor de lo que no puedo hacer en Crisis. Inexplicable viniendo de un autor que destaca por su humildad y buen hacer.

Perez, además de guionizar La Guerra de los Dioses, se encarga de hacer los bocetos para que sean Alan Kupperberg, Brian Stelfreeze, Cynthia Martin, Dick Giordano, Frank McLaughlin, Gordon Purcell, Jill Thompson, Joe Phillips, Pablo Marcos, Phil Jimenez, Rick Bryant, Romeo Tanghal, Russell Braun, Scott Hanna, Vince Giarrano los encargados de terminarlos. El resultado de este extraño híbrido es tan pobre y ridículo, que empobrece al conjunto y le resta la poca credibilidad que le quedaba. Un desastre gráfico que contiene algunas notas de decencia, pero que globalmente no es sino un ejercicio tosco por parte de los autores involucrados.

Incluir los números de Wonder Woman ayuda enormemente a comprender mejor toda la historia. Lo que Zinco y Planeta publicaron en su día resulta doblemente confuso por ser tan solo una edición con los números centrales del evento, por lo que hay que reconocerle a ECC un mejor trabajo de edición y por tanto una mejora al sabor global de este evento fallido.

La Guerra de los Dioses es un ejemplo claro de ambiciones sin resolver. Un ejemplo de un trabajo mal hecho que se queda en nada y que no aporta nada al Universo DC. Su existencia o no, hubiera dado exactamente igual, ya que Perez no logra sentar ninguna consecuencia del evento, cerrándose con cada personaje en su sitio, haciendo lo que se supone debe estar haciendo, sin romper el statu quo y cerrando en falso una historia que podría haberse contado en la mitad de páginas. Una lástima viendo de quien viene.

Vía Zona Negativa http://www.zonanegativa.com/wonder-woman-la-guerra-los-dioses/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s