Reseña de ‘Conan: Lobos de allende la frontera’

En la película de 1982 escrita y dirigida por John Milius (con la ayuda de Oliver Stone) y protagonizada por Arnold Schwarzenegger bajo el título ‘Conan, el bárbaro’ el gran público veía por primera vez en imagen real al personaje creado tantos años atrás por el escritor Robert E. Howard. Aunque este Conan era muy distinto al que Howard se había imaginado en sus escritos, para muchos que se acercaron al personaje por primera vez a través de esta película, este es el Conan real. En el filme se nos contaba la forja de este héroe desde su niñez hasta su primera gran aventura como adulto, y ya al final de la película el narrador dejaba una frase que ha conseguido que aún más de tres décadas después del estreno de esa película se siga especulando con una continuación en la que el bueno de Arnold volvería a retomar este papel para interpretar a un Conan anciano y gobernante:

Así fue que Conan devolvió a su casa a la rebelde hija del Rey Osric. Y sin más que hacer él y sus compañeros buscaron la aventura en el Oeste. Conan peleó en muchas guerras y contiendas. Honor y miedo se asociaron a su nombre. Con el tiempo, se convirtió en rey por mérito propio. Y esta historia también tendrá que ser contada…

Y partiendo de esa idea, llega ahora un tomo de la mano de Planeta Cómic que nos muestra a ese Conan de edad avanzada que gobierna Aquilonia desde su trono bajo el título ‘Conan: Lobos de allende la frontera’.

Portada del segundo número de la serie

Conan lleva ya muchos años reinando en su trozo de tierra cuando comienza la historia que nos ocupa, y parece ser que en contra de todo pronóstico ha sido un buen gobernante para su pueblo. Pero Conan ha nacido para llevar una espada entre sus manos, no una corona sobre su cabeza, y el peso de esta empieza a cansarle ya. El Rey está preparado para utilizar la más mínima excusa que se le presente para abandonar el trono y cabalgar en busca de nuevas aventuras, y esta no tarda mucho en llegar. El rumor sobre la inminente invasión de las tribus pictas y su relación con la existencia de una antigua reliquia maldita es todo lo que Conan necesitaba para ponerse personalmente en camino a la que será una de sus últimas aventuras…

La historia que se nos cuenta en ‘Conan: Lobos de allende la frontera’ viene de un relato póstumo escrito en 1935 por Howard, que se diferenciaba del resto de su obra por estar escrito en primera persona y no tener como eje central de la narración al personaje de Conan, que solo aparece de forma indirecta. Debido a la naturaleza de su origen, el relato escrito por Howard no está terminado, labor de la que se encargó ya a mediados de los años sesenta el escritor Lyon Sprague de Camp de forma apócrifa. Este relato, ya llevado a las viñetas con anterioridad por Roy Thomas y Ernie Chan en el número #59 de la colección ‘La espada salvaje de Conan’ de Marvel Comics a finales de 1980, poco tiene que ver realmente con la trama que se desarrolla en el guion de Truman, empezando por el hecho de que este coloca a Conan como protagonista absoluto y continuando con la eliminación directa de algunas partes.

Siempre es mejor no meterse con un vagabundo desconocido, porque puede ser que en realidad resulte ser el puñetero Conan…

En resumidas cuentas, este tomo hará las delicias de todo fan de Conan. El sabor clásico y el amor con el que se trata al personaje son los aspectos más destacables de una obra que, para un jurado más objetivo, tiene luces y sombras. El ritmo con el que se desarrollan los acontecimientos puede resultar demasiado atropellado por momentos, ya que a veces da la impresión de que se están relatando hechos de gran importancia narrados como si todo formara parte de una aventura sin mayor transcendencia. Además, quizás la última historia canónica de Conan merecía una serie con un mayor número de capítulos, pero por otra parte puede que el atractivo más a destacar de la obra sea la manera en la que se ha perfilado al personaje central, un Conan entrado en años pero más fiero que nunca que se aleja del bárbaro musculoso descerebrado que se nos ha presentado en otras ocasiones. De igual manera, otros personajes, como la bruja a la que Conan debe combatir en último lugar o los cabecillas de la tribu de los pictos, poseen una presencia que les hacen dignos de aparecer en el canto de cisne del cimmerio. Sin duda todo lo que el guionista Timothy Truman lleva desarrollando en los títulos relacionados con el guerrero cimmerio desde hace más de una década tiene aquí su reflejo, y eso es algo bueno.

Los años no le han sentado nada mal a Conan…

En cuanto al dibujo de Tomás Giorello, acompañado al color por José Villarrubia, se trata de un trabajo con un estilo muy clásico que le da al cómic ese tono adulto que la historia pide. Como reflejo de esto, se puede encontrar en estas páginas situaciones en las que la violencia descarnada o personajes femeninos con cuerpos esculturales que no temen mostrar son habituales. Por último, la caracterización de la figura de Conan está muy lograda, mostrando de esta forma a un hombre físicamente poderoso de edad avanzada que no muestra a simple vista ningún rasgo que le haga parecer un anciano. Con los lápices de Giorello a Conan la edad le ha sentado muy bien, otorgándole una presencia más imponente y una mirada llena de sabiduría y experiencia si lo comparamos con otras encarnaciones más jóvenes del personaje.

El tomo ‘Conan: Lobos de allende la frontera’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato cartoné sin sobrecubierta. Contiene 120 páginas con un tamaño de 16,8 x 25,7 cm en las que encontramos los números del #1 al #4 de la edición americana de ‘King Conan: Wolves beyond the Border’, además de una galería con el trabajo de Giorello y dos epílogos, uno de Truman y otro de Villarrubia. El precio de venta recomendado es de 18,95 € y se puso a la venta en abril de 2017.

‘Conan: Lobos de allende la frontera’

¿Será esta la última aventura del Cimmerio?

¡Un rey, viejo ya, ansía batallar! El Rey Conan, el bárbaro que gobierna Aquilonia, ha sido un monarca justo durante varias décadas, pero empieza a cansarse de la corona. Cuando un soldado veterano lo visita y le habla de una reliquia maldita y de los rumores que dicen que las tribus pictas están preparándose para invadir las fronteras aquilonias en masa, el cimmerio se embarca con gran entusiasmo ¡en la que podría ser su última aventura!

Lejos de la seguridad de la corte, y con intención de impedir la matanza, un Conan envejecido se reúne con una chamán que conoció hace muchísimos años.

El equipo formado por Timothy Truman, Tomás Giorello y José Villarrubia, el favorito de los lectores, adapta y expande Lobos de allende la frontera, la historia inacabada de Robert E. Howard.

En este volumen también se incluye una galería con el trabajo de Giorello y dos epílogos, uno de Truman y otro de Villarrubia.

Guion: Timothy Truman

Dibujo: Tomás Giorello y José Villarrubia

‘Conan: Lobos de allende la frontera’

Lee la entrada completa en: Reseña de ‘Conan: Lobos de allende la frontera’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s