Entrevista a Álvaro Martínez

Detective Comics es una de las mejores series de Renacimiento, y lo es, tanto por el guión de James Tynion IV, como por los lápices de Eddy Barrows y Álvaro Martínez. Al dibujante español tuvimos el placer de conocerlo durante el pasado ExpoComic, mientras disfrutabamos de los excelentes originales que presentaba en la mesa de sesión de firmas. Tras aquella breve pero amena conversación, Álvaro Martínez se mostró abierto ante la petición de una entrevista para ZN. Cuestiones laborales y cambios de residencia, dilató el tiempo de la misma, decidiendo, finalmente, realizarla vía email. Hemos de agradecer a Álvaro el tiempo que ha dedicado en sus respuestas, su colaboración y generosidad hacía los lectores de ZN al permitirnos ver una muestra de sus bocetos, lápices o portadas para Detective Comics.

Tras el obligado y necesario preámbulo, os dejo con la entrevista.

ZN: La primera pregunta es obligada ¿en tu niñez o adolescencia eras  lector de cómics? Y en ese caso ¿qué cómics recuerdas de aquella época y como te marcaron para decidirte por esta profesión?

Álvaro Martínez: Muchísimo. Vengo de una familia muy lectora y en casa siempre hubo comics. Casi todos mis hermanos mayores los leían, unos más y otros menos. A ellos y a mis padres les debo que estuvieran a mi disposición Tintin, la Patrulla X de Claremont, Los 4f de Byrne, Camelot 3000, Los Nuevos Mutantes de Sienkiewicz, Excalibur, Dreadstar, son los cómics de mi infancia. La adolescencia me pillo en plena era Image, así que te puedes imaginar lo que me metía en vena. Con la tardo-adolescencia y la universidad llegaron, por suerte, otras lecturas. No creo que haya habido un momento en mi vida en que dejaran de interesarme los cómics y el dibujo, así que creo que mi caso fue el del típico flechazo, una rendición absoluta.
 
ZN: Revisando tu bibliografía se puede ver que tras terminar de estudiar Bellas Artes en 2004, durante los siguientes seis años, tus trabajos  están  principalmente enfocados en la realización de storyboard  para campañas publicitarias de Coca Cola, Vodafone, Orange, Ono, Generali Seguros, Ikea, Mc Donalds, El Corte Inglés o la Comunidad de Madrid, así como ilustrando libros y manuales para editoriales y organismos públicos. ¿Durante esos años creías que ese era tú trabajo definitivo o por el contrario ya tenías claro que querías ser dibujante de cómics? ¿Fue un proceso natural, una inquietud arrastrada de tu etapa de lector en tu infancia y juventud?

A.M.: Digamos que aparqué la vocación de los cómics para poder comer, pero, en el proceso, le encontré el gusto a otras vertientes de la ilustración. Tanto que lo echo un poco de menos a veces. En la facultad de Salamanca recibí clases de ilustración de un profesor, Miguel Ángel Pacheco, que me marcó mucho, hizo que ampliara un montón mis horizontes, así que probé suerte en otros ámbitos cuando llegué a Madrid para buscarme la vida. Pero, de fondo, siempre tenía esa esperanza de dedicarme al cómic.

ZN: También has colaborado en la realización de los storyboard de las películas “Alcasser” y “La Despedida” en 2007, “Lo imposible” en 2010, “Zipi y Zape y el Club de la Canica” en 2012 ¿Qué tal fue la experiencia y en qué medida es cercano a la creación de cómics?

A.M.: La que más disfruté fue Lo Imposible, fue extraordinario trabajar con Bayona y poder ver todo el trabajo de preproducción que era impresionante. La sensación de ver trasladados los dibujos que hice a la pantalla, solo la puedo comparar con recibir ejemplares un cómic en el que he trabajado, pero, en ciertos aspectos, mucho más intensa.

Con respecto al cómic, tiene ciertas similitudes, sobre todo en la vocación narrativa, pero resulta  bastante más encorsetado, tanto por el formato como por el hecho de que se trata de una herramienta para el equipo que está continuamente supervisada por todos los departamentos. El hecho de que todo lo que dibujes, de los elementos del plano al encuadre, se haya de traducir luego en un coste económico, es por decirlo de algún modo, castrante. En eso el cómic es mucho más libre.

Un aspecto que resulta muy atractivo para mí es lo inmediato que es y lo agradable que resulta trabajar con esos acabados tan sueltos, es muy elegante, para mi gusto. 

ZN: En 2013 realizas tu primer trabajo como dibujante de cómics para Marvel Comics en las series  Xmen o Ultimate X Men ¿Cómo te llegan a ofrecer estas series y qué recuerdos tienes de aquellos trabajos?

A.M.: Ayer mismo me topé por casa con un TPB que recopila aquellos números, que locura haber conseguido que me los publicaran. En el presente me parecen aborrecibles y en el recuerdo, son como una fiebre alta. Recuerdo estar desquiciado casi todo el tiempo, sin dormir, ni salir de casa, y dudando de cada línea. Pero a la vez, flipando; Coloso, Lobezno, Gata Sombra…aunque fueran la versión Ultimate, son los personajes que siento más míos, fue un privilegio haber contribuido un poquito a su historia. 

En cuanto a cómo llegué a ello, Mark Pannicia se puso en contacto con nosotros y nos lo ofreció porque creo que le gustaron las páginas que hice en Harbinger, mi primer trabajo, no tuvo mucho misterio pero si mucha emoción.

ZN: En la Casa de las Ideas apenas estás un año y medio, dando el salto a DC Cómics para dibujar seis páginas en Aquaman #30 y otras seis en Aquaman #31. ¿Qué nos puedes contar de estos trabajos? ¿Fue una experiencia satisfactoria? ¿Qué dificultades entraña trabajar tan solo en seis páginas de cada cómic?

A.M.: ¡Muy satisfactoria! Fueron casi los primeros trabajos que hice con Raül, y ya empezábamos a acoplarnos. Creo que lo apañamos razonablemente bien, aunque subirse en marcha, siempre sea difícil. No conoces a todos los personajes, ni en que punto están, los entornos, etc., además, Aquaman es exigente por Atlantis y todo lo que eso implica: arquitectura, diseño de vestuario, etc. Lo mejor que pueden decir de ti en estos casos, es que no desentonas con el resto del número ni con la serie en general, y por suerte, esa fue la reacción que nos llegó.

ZN: Tú siguiente trabajo ya es un cómic completo para la serie semanal Batman Eterno, que se realizó como conmemoración de los 75 de Batman. En Batman Eterno #34 “La realidad de la situación”  experimentas una gran evolución en tu estilo que ya comienza a recordar a tu reciente trabajo en Detective Comics; un dibujo limpio, con facciones reconocibles, buena narración y cierto atrevimiento. Entre tus páginas destacan la doble página al inicio entre Julia y Silencio, así como la página completa con Silencio sentado en un trono formado por armas. ¿Qué recuerdas de ese cómic y de dibujar a Batman por primera vez? ¿La evolución de la que haces gala se produce de forma orgánica o hay premeditación tras ella?

A.M.: Vaya, gracias. De ese primer cómic recuerdo sobre todo el ser el más rápido que he hecho nunca. Creo que las últimas 8 o 9 páginas las hice en una semana. Las fechas de entrega eran tremendas, pero las páginas fluían, por el motivo que fuera. Fue el primer cómic nuestro que coloreó Brad Anderson (que, por suerte, ha seguido acompañándonos en Detective) y también recuerdo la emoción al verlo, me pareció maravilloso. Guardo muy buen recuerdo en general. Era el final del segundo acto de Eternal y había muchas expectativas, aunque yo no era muy consciente de ello, porque no seguía la serie y no me dio tiempo a ponerme al día. Simplemente me puse a ello y me lo pase en grande.
Dibujar a Batman es parte de esa gran diversión, pero supone un extra de responsabilidad, que a mí me costó sacudirme y que aún hoy me bloquea a veces ¡es “el puto Batman”! 

ZN: Consideró necesario detenernos un poco en Batman Eterno#50, La Torre, pues en el tienes que dibujar a una gran cantidad de personajes: Bane, Jim Gordon, Killer Crock, El pingüino, Capucha Roja, Batman, Batwing, El Espantapájaros, Blue Bird, Mr. Freeze, Clayface, Tim Drake, Batgirl, ClueMaster ¿Está diversidad complica la realización del dibujo y su tiempo de creación?

A.M.: Supongo que si, pero de nuevo, tampoco había mucho tiempo para pensar. En ese número, cada dos páginas se cerraba una trama que venía de cinco o seis números atrás, así que hubo que documentarse y cruzar bastantes mails, y también hubo mucha improvisación, para que nos vamos a engañar.
 
ZN: Tras ello dibujas el segundo Anual de Grayson, un cómic de mucha acción, donde sustituyes al gran Mikel Janin, donde es de suponer que intentas realizar un dibujo que no desentone respecto al del dibujante titular; pudiendo destacar el diseño de Block Buster, así coo la composición de la página en la que Grayson y Superman están acorralados por los miembros del Puño de Cain, así como la de la motocicleta. Por otro lado ¿Qué supone como dibujante dibujar a Superman, aunque sea en su versión con jeans?

A.M.: Miré mucho a Janin, claro. Este tipo de encargos en el que te marcas como uno de los objetivos ponerte en la estela de otro artista, son muy útiles, porque aprendes un montón a base de observar su trabajo. Esa secuencia de la persecución fue una gozada para dibujar, era obvio que todo el equipo habíamos visto Fury Road hacía poco y apetecía algo así.
A Superman tuve ocasión de dibujarle con su traje, en un par de páginas al principio del anual, aunque, por lo general, va con ese look de portero de discoteca al que creo que no le pille el punto, en general. Tampoco se lo pillaron mucho los fans, sospecho.

ZN: ¿Y trabajar con un guion de Tom King y Tim Seeley?

A.M.: En este caso, creo que era más Seeley que King, aunque firmaran los dos. Ellos estaban labrándose con Grayson el nombre que tienen hoy en DC, aunque yo no fui muy consciente porque no la leía por aquél entonces. Espero currar con King algún día porque me encanta, es el guionista al que más sigo hoy en día.
 
En cuanto a ese guion, creo que fue el más divertido que he dibujado, tiene una gran coreografía de la acción, un montón de ritmo, una química genial entre Superman y Grayson, un montón de diseños locos para hacer; un caramelo que me gustaría poder volver hacer ahora, con un poco más de experiencia. Por lo general, es algo que me pasa con todos mis trabajos, pero hay algunos a los que me apetece más volver. 

ZN: Tras ello te ocupaste de los dos números de Convergencia de Booster Gold, así como de los números #7, #8, #24 y #25  de la serie Batman y Robin Eternal con argumento de Snyder y Tynion IV. Trabajos que al igual que los anteriormente mencionados has tenido a Raúl Fernández como entintador ¿Qué nos puedes decir del equipo que formáis? 

A.M.: Llevamos casi cuatro años trabajando juntos, y creo que nos entendemos bastante bien, aunque tengo bastante tendencia al horror vacui, y a veces, le machaco un poco. Es muy respetuoso con mis lápices y tiene un gran control de la línea. Me gusta su trabajo especialmente cuando incorpora texturas, tramas, cuando se desmadra un poco. Un aspecto que nos facilita  mucho la vida es poder mantener una comunicación directa. De ese modo, puedo corregir errores que yo haya cometido incluso sobre sus tintas; cosas de proporciones, tangencias, encaje…Me proporciona mucha tranquilidad tener esa capacidad de retoque hasta casi el último momento. 


 
ZN: Con Renacimiento, por primera vez te ocupas de una serie regular, compartido con Eddy Barrows, lo cual significa un paso más en tu carrera. ¿Cómo surge trabajar en una cabecera tan mítica como Detective Comics y que significa para un dibujante?

A.M.: Surge, principalmente, porque llevo ya un tiempo trabajando con los editores de la serie, tanto en la línea de Aquaman, como en la de Batman, y he debido ir ganándome su confianza poco a poco. De momento, es mi techo profesional. Yo aún no me lo explico, la verdad. Sospecho que si hubieran sabido el éxito que iba a tener, hubieran puesto a alguien más rodado a hacer pareja con Eddy. Pero me dejaron meter la patita y ¡ahora no me sacaran de aquí ni con agua caliente!

ZN: ¿Fue tu primera opción o por el contrario, te ofrecieron distintas series con las que se inició Renacimiento?

A.M.: Primera y única..no creía, ni creo a día de hoy, estar en posición de elegir. ¡Y, sobre todo, si te ofrecen una serie casi milenaria de Batman!
 
ZN: Detective Comics está brillando tanto por la calidad del guion de Tynion como por vuestros dibujos.   Respecto a tu labor, se nota que estás en tu mejor momento, creando páginas de narrativa muy innovadora. ¿Tiene algo de culpa Tynion IV en el diseño de esas páginas o es todo fruto del proceso natural de evolución como artista? Y por otro lado ¿Cuánto se tarda en hacer una página como la del vaso?

A.M.: Tiene más culpa que otra cosa, está bien enunciada la pregunta. Es broma, me explico. James tiende al diálogo, hace guiones muy centrados en las relaciones de los personajes. Y tanto por su talento, como por el conocimiento y cariño que les tiene, yo diría que lo hace genial. Esto me supone tener que encontrar maneras interesantes de enfocar esas abundantes páginas de diálogo que escribe James, tanto para el lector como para mí mismo.

Por lo general, cuando tienen alguna secuencia destacable me lo deja caer y yo me lo monto a mi aire. En esa página que comentas, James simplemente apuntó que era un flashback y que estaría bien hacer algo especial. Se me ocurrió eso, ya que la escena era en un bar, y la idea de empezar mi etapa en Detective con un enorme plano de una birra me resultó imposible de resistir. 
Costó bastante planificarla, no tanto dibujarla, y mucho dar con el color. Yo sostenía que el vaso tenía que estar vacío y que los restos de cada sorbo de cerveza harían de separación entre las viñetas. Los editores pensaban que debía estar lleno para que se entendiera mejor. Hicimos hasta cuatro versiones y “ganaron” ellos. No tiene mucho sentido esa versión final, porque la cerveza está entera pero a la vez tiene esas “marcas” de haber sido bebida, pero aún así me gusta.

Una última curiosidad sobre ella, yo mismo entinte las escenas del flashback, es lo único que he entintado profesionalmente.

ZN: ¿Hasta cuándo vamos a poder verte en Detective Cómics?

A.M.: De momento, hasta el #962, que es el último de una saga de cinco que estoy haciendo, y que se centra en Azrael. Más allá, ni idea, aunque mi sueño es participar de algún modo en el número 1000, eso sería enorme. 

ZN: ¿Tienes algún otro proyecto, tanto con DC Comics o con sellos independientes?

A.M.: No, al tener contrato en exclusiva, solo puedo trabajar para DC, y ellos no me han ofrecido otra cosa que no sea Detective. 

ZN: ¿Qué serie te gustaría poder dibujar?

A.M.: Haría los Xmen con Tynion, sería un sueño para los dos. De Marvel, también, Los Vengadores, Spiderman, Estela Plateada, los Nuevos Guerreros.
De DC, algo con Mister Milagro, Kamandi, El Cuarto Mundo en general, Flash, Wonder Woman, los Titanes.
¡Y Dreadstar!

ZN: Ya para finalizar, un par curiosidades si me lo permites. Un hecho que suelen comentar bastante los dibujantes, es que cuando conseguís ser profesionales apenas tenéis tiempo para leer y lo que se lee, se hace desde la visión de dibujante ¿Echas de menos leer cómics? 

A.M.: Echo de menos tener ganas de hacerlo. Por lo general, llego a casa tan agotado que no leo demasiado, y ese pequeño hueco se lo reservo a algún libro. Aunque no he abandonado los cómics del todo, las cosas que me interesan las devoro cuando puedo. Además, suelo tener una pila en la mesa de dibujo y los ojeo desde esa perspectiva de dibujante que apuntas.

ZN: ¿Qué cómics recientes son los que más te han gustado?

A.M.: Estela Plateada de Slott y Allred, Scalped, La Visión de King y Hernandez Walta, Chapuzas de Amor de Jaime Hernández, El Cuarto Mundo de Kirby, 20 Century Boys que lo tengo a medias y me estaba flipando. Tengo muchas ganas al último de Guy Delisle y El Escultor de McCloud. 

ZN: Y finalmente ¿Que dibujantes son los que más te han influido y los que actualmente más te gustan?

A.M.: Influencias no me atrevería a decir, porque soy incapaz de ver el minimo rastro de ellos en mi dibujo, más bien diría que son cotas que sueño con alcanzar. Serían Hergé, Katsuhiro Otomo, Jaime Hernández, Moebius, Carlos Pacheco, Michael Golden, John Byrne, Alan Davis, Germán García, Bernet, Frank Quitely…

Actualmente pongo a Quitely por encima de todos, tambien a Olivier Coipel, Immonen, Sean Murphy, Capullo, Paolo Rivera, Jorge Zaffino, Goran Parlov, Christophe Blain, Esaad Ribic, Jerome Opeña, Paul Pope…

Y me asombro ante el talento español, Rubin, Pepe Larraz, Javi Fernandez, Jorge Jiménez, Acuña, Fernando Blanco,David aja, Aco, Walta, Emma Rios.. es un desmadre.
Joer, cuantos..¡y los que me dejo!

ZN: ¡Muchas gracias por tu tiempo y tú generosidad, Álvaro!

Para finalizar, una pequeña muestra de bocetos para portadas y de diseños de personajes.

Vía Zona Negativa http://www.zonanegativa.com/entrevista-alvaro-martinez/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s